Neptuno inicia su movimiento Retrógrado y esto suele ser bastante buenos para la curación, todo tipo de obras o esfuerzos espirituales, cortando las ilusiones y desentrañando nuestra conexión con el sacrificio: ¿qué, exactamente, sentimos que debemos entregar a los Dioses para ser redimidos?

Deja una respuesta